ADRIA ARJONA

Por: Sarah Gore Reeves

Fotógrafo: Gavin Bond

“No me he han podido poner en una caja y busco seguir así."

La actriz tiene mucho que celebrar... Es la latinoamericana más cotizada en hollywood en la actualidad y está a punto de cumplir una década de carrera artística. De eso y más nos habla ella.

Adria Arjona es hoy la latina con la carrera más prometedora de Hollywood, un título que no parece importarle. Quizá ni siquiera lo ha notado. Tampoco parece darse cuenta de lo rápido que ha pasado el tiempo cuando le comento que este año cumple 10 años de trayectoria como actriz. Adria ha pasado todo este tiempo completamente enfocada, y para muchos podría parecer que su éxito es repentino, pero nada podría estar más lejos de la realidad. Y sí, acaba de aparecer en Morbius junto a Jared Leto, de Marvel, lo que la convierte en una de las contadísimas latinas en aparecer en este universo; pronto la veremos en el remake de The Father of the Bride al lado de Diego Boneta (dirigida por Gaz Alazraki) y actuará a finales de este año en la serie Rogue One, de Star Wars, con Diego Luna.

Entrevistarla fue como platicar con una amiga, con esa honestidad y naturalidad. Durante el shooting en Los Ángeles, en Desert Cyc, puedo decir que fue una de las personas más dulces, agradables y cooperadoras con las que he trabajado, incluso tras estar horas en la sesión bajo el sol ardiente. Adria es alguien que a los minutos te demuestra que se conoce a sí misma y que por lo tanto sabe lo que quiere y va por ello. Aunque no suele hablar mucho de su papá, el cantante Ricardo Arjona, sí fue di- vertido cuando, al estarle tomando una foto en un auto, de manera aleatoria se reprodujo una canción de él, momento que la hizo muy feliz y no pudo evitar sonreír.

 

Además de los proyectos ya mencionados, la actriz se estrena como protagonista y productora de Los Frikis, una película sobre la historia real de unos adolescentes que se contagiaron de sida a propósito en los 90s para escapar de la opresión en Cuba. “Creo que hasta ahora puede ser de mis películas favoritas, fue algo mágico que todos tienen que ver. Volamos a personas de Cuba para filmar en República Dominicana y fue un momento en el que solo me quería quedar en esa burbuja. El ver cómo es la vida desde otra perspectiva fue el regalo más increíble. Es una película que sinceramente cambió mi vida, estoy muy feliz de que las personas vean lo que todo este equipo creó”, me confesó emocionada. Esto es tan solo el prólogo de la exitosa e inspiradora carrera que le auguro y le deseo a Adria.

 

 

Actuar en Morbius te hace parte de la historia cinematográfica. ¿Cómo fue el proceso de preparación y cuál fue la mayor enseñanza que te dejó? 

La preparación fue trabajar mucho con el director Daniel Espinoza y moldear al personaje porque Martine existe en los cómics como la secretaria de Doctor Morbius y en esta versión soy una doctora a la par que él. Fue hacer el personaje más inteligente, empoderada e interesante, por lo que empecé ver entrevistas de mujeres que hablan con tanta convicción. Hablé mucho con mi tía que es doctora para poder entender la compasión con la que Martine ve a la medicina, pero fue un papel en el que en realidad estaba muy nerviosa. La mayor enseñanza que me dejó, sin duda, sería el hablar con convicción, Martine no tiene miedo a decir lo que piensa y se aferra a su inteligencia. A veces por penosa me callo y ahora, después de ella, me siento más segura de decir lo que quiero.

 

 

¿Te ves reflejada en Martine Bancroft?

Martine es una versión mía, pero mucho más elevada, siempre trabajo así. Trato de ser un poco más como ella y creo que al final el personaje se quedó con un lado más mío después de terminar la película.

 

 

¿Cuál ha sido tu meta más deseada desde que comenzó tu carrera como actriz?
Son tantos momentos. Volteo a ver al pasado y creo que nunca hubiese imaginado llegar al punto que he llegado, me da mucha nostalgia. Nunca pensé que tendría esto, no como una carrera, sino como persona porque he cambiado mucho al viajar tanto y al conocer a las más increíbles personas. Eso es con lo que me quedo, el cómo he aprendido tanto.

 

 

“Soy un poquito de todas partes, siento que cargo conmigo muchas banderas y he aprendido culturalmente de cada lugar”

 

 

Platícanos sobre las enseñanzas que tomaste de tu padre a lo largo de tu vida. ¿De qué forma se presentan en tu carrera?
Son carreras completamente diferentes. Siempre le pido consejos a mi papá, pero son consejos personales, de padre e hija, y son muy especiales para mí. Él me ha ayudado mucho, al igual que mi mamá y mis hermanos. Al final, mi motivación siempre es hacerlos sentir orgullosos de mí y seguir representando a la familia Arjona en otro mundo, en el de Hollywood. He aprendido mucho de él, pero manejo mi carrera de la manera que a mí me sienta bien porque al final del día la que está escogiendo estos personajes soy yo.

 

 

Eres una fusión de sangre latina: naciste en Puerto Rico, tu familia es guatemalteca, te criaste en México y viviste en Miami...

Me siento súper orgullosa de ser latina, siempre lo voy a sentir de esa manera. Soy un poquito de todas partes, siento que cargo conmigo muchas banderas y he aprendido mucho culturalmente de cada lugar. Me siento orgullosa de hablar español, de tener conexiones en cada uno de estos países y mi responsabilidad como latina es tratar de contar más sus historias y cambiar la narrativa.

 

 

Y hablando de esa narrativa... ¿cómo buscas cambiarla para mejorarla?

Lo único que puedo hacer es contar la historia de diferentes mujeres y enseñarle o reintroducirle al mundo lo que es una latina. Somos sangre de diferentes lugares y creo que nos han puesto como una, por eso cuando digo que soy latina siempre me catalogan como una mujer de carácter fuerte, pero no creo que sea cierto. Lo importante es poder contar que somos mujeres distintas y versátiles, que no somos una sola cosa. Esa es mi meta y lo hago escogiendo proyectos y produciendo películas que cuenten otro tipo de historias.

 

 

Eres un ícono latino, ¿qué impacto buscas dejar en las nuevas generaciones?

Que si yo lo logré, ellos también. De verdad celebro que haya más latinoamericanos en Hollywood y estoy segura de que ahorita es el momento de los latinos. Mi consejo sería no dejar que nadie te ponga en una caja, haz lo que tu corazón te diga y que no te digan cómo hacer las cosas. ¡Cuenta tu historia!

 

 

Tu campaña con Armani Beauty tiene un enfoque particular en la sustentabilidad. ¿Qué impacto buscas lograr?
Uno tiene una responsabilidad en su vida personal para cambiar, y en mi caso no solamente porque soy parte de la marca, va más allá. Son las pequeñas cosas del día a día, por ejemplo si voy a la playa y veo basura me pongo a limpiar, si veo en el parque una botella de agua, la reciclo. Tenemos una casa entre toda la humanidad, hay que cuidarla. En mi vida personal no solo trato de asociarme con gente afín, sino de compartir la información que estoy segura que puede hacer un cambio en el planeta.

 

Este año cumples 10 años de carrera, ¡felicidades! ¿cómo te sientes?

¡Wow 10 años! Siento que se siente muchísimo más largo. En este tiempo he crecido mucho como actriz y como persona, han sido años de muchas oportunidades, de trabajar con directores increíbles, no me han podido poner en una caja y me gustaría continuar así. Quiero seguir trabajando en cosas que me hagan crecer, que me den miedo, seguir dándole vida a personajes que me reten. Hoy en día estoy segura que quiero abrir más puertas para todo ese talento latinoamericano y hacer que sea un poco más fácil para ellos de lo que fue para mí.

Digital Issue

                                 EQUIPO                                 

 

Stylist: Sarah Gore Reeves 

Peinado: Dennis Gots

Maquillaje: Cedric Jolivet

Productor: Michael Skiny Power

Asistente de stylist: Emily Benziger y Adara Whitney