CAMERON DALLAS

CAMERON DALLAS

Por: Sarah Gore Reeves

Fotógrafa: Coliena Rentmeester

“Crear conciencia sobre las diferentes causas es extremadamente importante, pero me considero una persona mucho más práctica… No me es suficiente con hablar de eso en mi plataforma, quiero involucrarme.”

Es licenciada en Bellas Artes por la Rhode Island School of Design y obtuvo una maestría en Artes Finas por la Slade School of Fine Art, en Londres. Sus obras han sido expuestas internacionalmente, en el Museo Guggenheim de Nueva York, el Tramway Art Space de Glasgow, la Galerie Sultana de París y el Basque Museum Center for Contemporary Art de Vitoria-Gasteiz, España.

P: ¿Cuál fue tu experiencia con Vine?

Cameron: Con Vine yo creaba contenido y era divertidísimo. Era algo nuevo en ese momento y fue una de las primeras veces en las que estaba haciendo videos cortos de forma creativa. Me encanta hacer pequeños videos y ver la reacción de la gente. Es increíble poder hacer feliz a alguien con algo que yo creé.

P: ¿Cómo crees que TikTok es diferente a Vine?

Cameron: La aplicación es enorme y es impresionante lo que ha crecido y cuántas personas lo están usando en comparación con Vine.

P: ¿Te sientes responsable, en cierto modo, de convertir a tus seguidores en personas conscientes de problemas específicos en el mundo?

Cameron: Siento que llevé conmigo ese peso por un tiempo y no era necesariamente el peso que quería cargar. Era un peso que otras personas me ponían encima. Todos me decían a dónde tenía que dirigir mi energía y qué tipo de influencer debía ser. Poco a poco eso fue consumiéndome y provocando que dejara de ser yo mismo. Tiene que ser natural y no se puede forzar. Muchas veces, algunos niños, especialmente cuando son más pequeños y se unen a la industria, tienen a muchas personas exigiéndoles que luchen por la causa que ellas quieren. Y eso se vuelve político y extraño.


P: La manera en que gastas tu energía siempre tiene una intención. ¿Qué causas u organizaciones apoyas?

Cameron: Cuando comencé, me concentré en ayudar a los niños huérfanos. Es algo que defiendo. Iba a hogares y orfanatos donde pasaba tiempo con los pequeños armando bicicletas, por ejemplo. Crear conciencia sobre las diferentes causas es extremadamente importante, pero me considero una persona mucho más práctica. Por ejemplo, la mayoría de la gente no sabe que cuando estos niños se mudan de casa en casa, usan bolsas de basura para llevar sus pertenencias. Es triste, pero puedo marcar la diferencia haciendo algo al respecto, como conseguirles bolsas de tela. No me es suficiente con hablar de eso en mi plataforma, quiero involucrarme.

P: En septiembre, lanzaste tu álbum debut. ¿Cuál fue tu proceso creativo?

Cameron: Escribí con dos personas, mis amigos Chris Miles y Emanuel Franco. En ese entonces, los tres vivíamos y hacíamos todo juntos, por lo que este era otro proyecto para nosotros. Creamos algo con lo que todos pudiéramos relacionarnos.