KYU

KYU

Por: Sarah Gore Reeves

Fotografía: M Studio

Este restaurante, originario de Miami, ahora se encuentra en México y tiene como misión ayudar a los demás..

A mi llegada, a todo lo largo de las paredes de la escalera vi reconocimientos de madera otorgados subiendo por la escalera del restaurante otorgadas por organizaciones no gubernamentales relacionadas con la sostenibilidad ambiental. Debido a que cocinar con leña es esencial para los platillos exclusivos de KYU, encontrar a un proveedor sostenible era clave. Reforestamos México es una ONG cuya misión es salvar los bosques y selvas de México para su desarrollo sostenible. A través de la innovación responsable, buscan frenar la deforestación y promover la restauración de tierras degradadas. La organización participa en 11 estados de México, cada uno trabajando en más de 10 iniciativas. Utilizando estrategias de gestión a largo plazo y técnicas de producción, permiten que los ecosistemas se restablezcan y que se vuelvan económicamente viables, socialmente justos, y localmente sostenibles. Uno puede hacer una donación a la ONG directamente desde el menú de KYU.

KYU recientemente abrió sus puertas en Polanco, Ciudad de México. Tuve la suerte de ir al restaurante en el Design District en Miami hace un año, me encantó y rápidamente acudí a probar el fabuloso menú en su nuevo lugar en Polanco. Este equipo tan valiente y lleno de confianza decidió abrir en medio de uno de los momentos más difíciles para el negocio restaurantero. Me alegra decir que me sentí a gusto y segura en su espacio de techo abierto. Además, los meseros y todo el equipo mostraron prácticas de rigurosa limpieza. Disfruté y comí con mucha alegría con mi esposo y un amigo.


Fue difícil probar tantos platillos maravillosos en una sola visita, pero la comida no paró de llegar, y las especialidades asiáticas y la barbacoa nos sorprendieron. La presentación de los platillos y la comida es maravillosa y el sabor inigualable. ¡Seguiré al chef Michael a cualquier parte! Es posible que lo hayas visto en Jean-George, ya que fue el chef de cocina y formó parte del equipo que ganó tres estrellas Michelin. Su currículum es sólido, ya que también fue chef en Café Martinique, abrió el Market en París para Jean-George y dirigió el equipo de Azima como Chef Ejecutivo durante seis años. El día del aniversario de la inauguración recibieron su primera nominación “James Beard” como restaurante. Steven y Michael son un equipo fantástico y les deseo mucho éxito.  En lo que a mí respecta, este restaurante merece  cinco estrellas.


Los platillos que no puedes dejar de probar son:  el cangrejo real, el tartar de atún y la falda de res ahumada de Wagyu.