PANORAMA: UN HOMENAJE A LA BOUTIQUE DE BARRIO

PANORAMA: UN HOMENAJE A LA BOUTIQUE DE BARRIO

Por: Sarah Gore Reeves

Fotógrafo: Andrés Altamirano

Stylist: Carolina Orrico

Esta concept store nace de una creciente corriente de reivindicar lo autóctono y plantea la identidad latinoamericana como una mezcla que compone a millones de personas, con propuestas locales que responden a la tradición cultural.

Tal vez será la sangre coreana y argentina de María Lee lo que hace que tenga esta visión de la moda latinoamericana en el mundo.

Esta curadora, quien desde pequeña ha estado en contacto con el arte de tocar e identificar una tela, fundó Panorama hace poco más de 10 años, un espacio donde se reúne el diseño sudamericano y las diversas propuestas que el territorio tiene para ofrecer. “Esta curaduría fue transformándose en una búsqueda de algo de acá, genuino. ¿Qué es ser de acá? ¿Cuál es la identidad argentina y latinoamericana? Son preguntas que me hago en mi búsqueda”, me cuenta esta incansable viajera que ha pasado recorriendo América del Sur para seleccionar cada pieza de la tienda.


Ahí, ni una prenda o accesorio está por azar, ella se prueba cada una, tiene una relación personal con los creativos y artesanos y los visita en sus talleres para conocer sus procesos donde evalúa calidad, materialidad, tela, hechura y calce.


Así, años después abrió Panorama en Uruguay y ahora una pop-up en París. “Somos una resistencia al sistema de moda contemporáneo y sus impactos en el medioambiente, la economía y la cultura”, destaca.


En Panorama lo importante es la pluralidad de voces y propuestas. Hay jóvenes diseñadores que apuestan por el crochet, otros que com- binan a la perfección el chaguar con cuero y otros que saben muy bien tejer en telar goma. No importa si es alta costura, marcas establecidas o artesanos, detrás de este mix está la curaduría de María que hace de este un proyecto tan especial y que le da, en sus palabras, una estética gauchesca-latina-callejera. ¿Su modus vivendi? Como dice en su página: independiente y artesanal, aunque yo le agregaría la palabra atemporal también. “Los diseñadores que componen Panorama utilizan diversas técnicas y materiales, pero los une una misma postura ética y filosófica: lo local, sustentable y artesanal sobre lo homogéneo, efímero e industrial”, afirma. Una actitud que necesitamos más actualmente.

Con Opening Ceremony como inspiración, una tienda multimarca que fue muy importante en la tendencia del streetwear en Estados Unidos, el objetivo de María es reivindicar y revalorizar las prácticas culturales que parecen estar desapareciendo en un mundo tan globalizado. “Queremos honrar la boutique de barrio, potenciar las voces únicas del diseño y crear prácticas de consumo más acordes a la situación actual del mundo en el que vivimos”, agrega.


Porque, para María, esa es la definición de lujo: las materias primas de alta calidad, el trabajo artesanal, la elaboración de técnicas y la tradición cultural que verdaderamente logre representar el espíritu de un país y su gente.